viernes, 11 de septiembre de 2015

12 de septiembre: Día Internacional de Acción contra la Migraña

A pesar de que un 13% de la población padece dolores de cabeza (cefaleas) de tipo migraña, la migraña sigue siendo una enfermedad menospreciada e infravalorada.
Aproximadamente en un 3% de la población con migraña, el dolor se cronifica. El término médico de migraña crónica no se refiere a lo que se entiende popularmente por un proceso crónico, es decir, padecer una dolencia durante mucho tiempo, sino que implica padecer dolor de cabeza más de la mitad del mes, durante al menos los últimos 3 meses.

Para que se entienda mejor: El patrón típico es el de una persona que ha padecido en el pasado migraña, pero en baja frecuencia, habitualmente entre 1 a 3 episodios al mes. Pero con el paso del tiempo y de forma gradual, el dolor se hace cada vez más frecuente, de tal manera que cuando se va a dar cuenta conviven con un dolor de fondo continuo, teniendo que consumir analgésicos varios días a la semana. Por si fuera poco, tienen ataques de dolor más fuertes. Estos episodios más intensos no suelen ser tan virulentos como los que padecían años atrás (aunque también es posible), porque lo habitual es que con el paso del tiempo el dolor se vaya atenuando y porque se desarrolla tolerancia al dolor.   

Como factores predisponentes a la codificación de la migraña, además del factor genético, está la ingesta de cafeína, el sobrepeso/obesidad, apnea del sueño y tener más de 10 días al mes con cefalea.  Otros elementos que ejercen una influencia sobre la cronificación son: trastornos del ánimo (depresión, ansiedad) o dolor en la articulación temporomandibular (mayor predisposición en personas con bruxismo o “rechinar” de dientes). 

Es por todo esto que es FUNDAMENTAL que nuestra sociedad tenga en cuenta lo siguiente:

1.      Se CONCIENCIE de la importancia de una enfermedad llamada MIGRAÑA. No es un simple dolor de cabeza

2.     Se AYUDE a los que la padecen:
·          Identificando los síntomas y por tanto ayudando a su diagnóstico.

·         Alentarles en la búsqueda de tratamientos médicos (prescrita por médicos en base a eficacia científicamente contrastada).

·         No recomendar analgésicos en base a su experiencia personal o de oídas, sino bajo recomendación médica.

·         Conocer e identificar factores que favorezcan su progresión a la forma crónica (obesidad, apnea del sueño, depresión etc.).

·         Apoyar y comprender cómo un dolor de cabeza crónico puede anular a una persona, a pesar de tener “buen aspecto”. 

3.     Existen tratamientos que permiten CONTROLAR de forma satisfactoria la enfermedad. 

4.     La migraña predispone o facilita que existan otros problemas de salud, que se deberán vigilar: aumenta el riesgo cardiovascular, depresión, ansiedad, etc. 

5.     Es imprescindible valorar de forma INDIVIDUAL cada caso: porque cada persona y sus circunstancias son diferentes, y por tanto el enfoque terapéutico debe ser personalizado.

Consejos
Si eres uno de los muchos que sufre de este mal, entonces los siguientes consejos serán de utilidad para ti:

·         Cuando sufras un ataque de migraña, un método para terminarla de forma rápida es buscar la habitación más tranquila y oscura de tu casa, tomate un tiempo y descansa allí. Procura no cerrar tus ojos, pero si cubrirlos con algún antifaz, pañuelo o bufanda, esto ayudara a relajarte, no es aconsejable cerrar los ojos, ya que al hacerlo usamos músculos y la mandíbula que pueden aumentar el dolor.

·         Otro truco para relajarse durante una migraña es tener una respiración relajada, respira de manera lenta y profunda, concéntrate en tu respiración por un momento, eventualmente veras que el dolor de cabeza disminuye y tu comenzaras a sentirte mejor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario